Gran Maestro Liu Yun Chiao

Gran maestro Liu Yun ChiaoLiu Yun Chiao, también conocido con el nombre de Liou Xiao Chen, nació en una familia muy rica. El primer ancestro conocido como Liu Yi, emigró a Tsang Chou desde Ji Mo, en la dinastía Ming. Durante varias generaciones, la familia Liu estuvo muy relacionada con el gobierno, siendo muy influyento en su ciudad. El padre y el tío del Maestro Liu Yun Chiao se enrolaron y estudiaron el la Academia Milibar de Bao Ding.

El Maestro Liu nació el día octavo del segundo mes del calendario lunar de 1909, siendo la 17ª generación del clan de los Liu. Era el único hijo varón, puesto que sus padres tuvieron dos hijas más antes que él, pero fallecieron a temprana edad. De pequeño el Joven Liu tenía la barriga abultada, con una salud muy precaria, lo que provocó que sus padres estuvieran muy preocupados por su salud y el futuro de su hijo, el único sucesor. Por esto se le asignó a Zhang Yao Ting el cuidado del joven Liu.

Zhan Yao Ting era el guardaespaldas de la familia y un experto en artes marciales, así que empeñó su nueva tarea con una terapia de masajes diarios a Liu y, progresivamente, el enfermizo Liu se vue volviendo más y más fuerte. Tiempo después, en 1914, el Maestro ÇZhang Yao Ting lo empezó a instruir en Tai Zu Chang Quan. El padre del maestro Liu también recibió enseñanzas y práctica de este estilo para mejorar su salud. Durante la práctica, su padre remarcaba que él deseaba trasmitir a sus generaciones venideras como legado “la Salud”, mucho antes que riquezas o posesiones. Tiempo después, el Maestro Liu empezó a aprencer Mi Zong del Maestro Zhang Yao Ting, a la vez que Liu recía en fuerza y vitalidad. Ante esto, su padre estaba muy complacido y recompensó a Chang con tierras y mucho dinero, sirviendo como pensión para su jubilación.

Al poco tiempo, el padre del maestro Liu empezó a buscar a los mejores expertos en artes marciales para continuar entrenando a su hijo. Finalmente, en 1916 congtrató a un famosísimo maestro llamado Li Shu Wen para que enseñase a su hijo Pachi Chuan y Pikua Chuan. Durante tres años únicamente aprendió del Maestro Li Shu Wen instrucciones básicas de Pachi8 Chuan, concretamente de Hsiao Pachi. Por esto, el padre, en uno de los banquetes que se realizaban en su casa y al que estaba invitado el Maestro Li, tuvo una pequeña discusión sobre la manera en la que estaba llevando a cabo su enseñanza, por lo que Li se enojó y le respondió que él sabía lo que su hijo tenía que aprender.

El Maestro Li Shu Wen tenía un carácter muy tosco y raro, y había derrotado a un gran número de contrincantes en varias peleas. Tiempo atrás había estado trabajando de guardaespaldas para un inspector llamado Li Jing Lin, pero había dejado ese trabajo, debido a que Li Jing Lin se había enfadado con él, y el rencor todavía perduraba en él. Con este incidente en mente, Li Shu Wen muchas veces meditaba sobre la forma en que se podría vengar. El Inspector Li Ging Lin era muy famoso en esgrima, incluso se le conocía como el mejor en este campo, aunque Li Shu Wen se mofaba de él. En 1929, Si Shu Wen se lleva al joven Liu para probarle en combate y decide ir a la Provincia de Shang Dong. A finales de 1931 se detuvieron en el condado Huang Wian, pues casualmente allí se encontraba Jing Lin…todo formaba parte del plan para vengarse de él. En un inicio Liu se hospedó en casa de Feng Yu Xiang, que era un amigo de la familia. Como la familia de Liu tenía conexiones con los señores de la guerra de la época, éstos le proporcionaron la protección necesaria.

Finalmente, se hospedó en la casa del general Zhang Wiang Wu, que era otro señor de la guerra y amigo de la familia de Liu, que había estudiado Pachi Chuan con Li Shu Wen. Además, el general Zhang era amigo del Inspector Li Jing Lin y , sabiendo las intenciones de Li Shu Wen, tomó parte a favor de Li Jing Lin.

Liu nunca perdió ningún enfrentamiento y poco a poco se fue ganando una reputación entre los artistas marciales, conociéndolo con el sobrenombre de Hsiao Ba Wang “Pequeño Rey Rebelde”.

Un día, el joven Liu observó a un anciano dar unas instrucciones de artes marciales que consideró erróneas y tuvo el atrevimiento de desariar al anciano, siendo Liu derrotado y tirado por los suelos. Este anciano era el Gran Maestro Ding Zi Cheng, experto del Liu He Tang Lang Chuan, o Boxeo de la Mantis Religiosa de las Seis Uniones. En vista de lo sucedido, el general Zhang contrató al Gran Maestro Ding como profesor para Liu.

En 1934, apartado de la enseñanza del maestro Liu, el gran Maestro Li Shu Wen, aburrido y solo, tomó la decisión de volver a su hogar, pero de camino a casa fue envenenado. El general Zhang y el Maestro Liu intentaron encontrar al asesino pero sus intentos fueron en vano.

Liu tambioén tuvo la suerte de encontrarse con el instructor personal del General Zhang, el Maestro Gong Bao Tian, experto en el famoso estilo de artes marciales llamado Pakua Chang. Cuando el Maestro Gong, en 1935, decidió marchar a Yan Tai, el joven Liu le siguió para poder avanzar con su práctica. Por aquella época, el general Zhang se dedicó a la purga del tráfico de droga que azotaba la región, eliminando a una banda de traficantes, lo que le mereció el sobre nombre de “Zhang el asesino”. Los paquetes confiscados se usaron para pagar las clases particulares del Maestro Gong. Paralelamente, el padre de Liu también enviaba dinero para financiarle el aprendizaje en artes marciales.

En 1936, tuvo lugar el famoso duelo del Japonés Oda Tokusaborou y el maestro Liu, quien lo venció y se ganó una gran reputación y respeto tantoe entre la comunidad de artes marciales del lugar como también entre los ciudadanos.

Al poco tiempo de este injcidente, se encontró con el Maestro He Dian Kui y ambos se sorprendieron al ver que compartían el mismo origen del Pachi Chuan y el Pikua Chuan, aunque con diferencias en las formas. En esta época también conoció al Maestro Sun Wi Kuan de Pajua Chuan, así como a muchos otros expertos en artes marciales. En esta época se batía en desafíos con alumnos de diferentes escuelas; se encontraba en plenas condiciones.

En 1937, el Maestro Liu es animado por su padre a ingresar en la Universidad de Chao Yang. Pero entonces estalló la guerra contra Japón y Liu se fue al Noroeste a estudiar en la Academia Militar de la ciudad de Xi Anb. Después de su graduación, en 1939, protagonizó varias acciones en la guerra que le valieron para promocionarse de Teniente a Coronel. También fue herido varias veces y hecho prisionero una vez. Durante su cautiverio, y debido a su bravura y habilidad, se ganó el respeto y admiración de los militares japoneses. Incluso compartieron su comida enlatada con su prisionero como muestra de respeto. La vigilancia que le tenían asignada se fue descuidando, y al final, Liu preparó su huida y pudo huir. Algunos intentaron seguirle, pero obtuvieron como respuesta la muerte.

Mientras Liu lideraba su ejército en la provincia de Shan Xi, se encontró con un viejo conocido, Li Zeng Shu en la ciudad de Xi An. Por entonces, el señor Li Zeng Shu trabajaba en un banco local como guardia de seguridad y era muy bueno en el arte del tiro con armas de fuego. Ambos mantuvieron una muy buena relación y les gustaba realizar pruebas de fuerza. En una ocasión, después de largas horas de prueba, Li se derrumbó.

Más tarde, en 1941, es enviado al Noroeste de China a la ciudad de Bao Ji, allí se encarga de la Unidad de Detectives de la Policía. En aquel tiempo también se contro con el señor Ma Jing Yi, que era el director del Centro Nacional de Kuoshu Kai Feng. A menudo, el Maestro Liu y el Maestro Ma se encontraban para tomar el té y aprovechaban para discutir de artes marciales, intercambiar ideas y experiencias; incluso algunas eces acordaban pruebas de fuerza entre ellos. Al final, Liu se ganó la admiración y respeto del maestro Ma. Más tarde recibió la oferta de ser contratado como asesor personal de Ma en su centro, llegando ambos a ser muy amigos. En ese mismo año, contrae matrimonio con la señora Zhu Jian Xia.

En 1949, el gobierno chino nacional marha a Taiwán y Liu también marcha a la isla, siguiendo al gobierno y los militares. Es destinado a la Unidad de Paracaidistas, mostrando gran entusiasmo. Despuñés fue destinado al Ministerio Nacional de Defensa, donde, como Director de Personal, era el responsable máximo de la evaluación del personal militar llegado de China. Después fue asignado a la supervisión de las viviendas del personal militar y allí se ganó el aplauso de la gente. Un poco antes de los cincuenta años, se retiró de la vida militar y continuó su vida plácida en los suburbios de Taipei.

Después de dejar su vida militar no empezó a enseñar inmediatamente su arte marcial. De hecho, sus experiencias en la guerra y en los sucesos políticos le habían “golpeado el espíritu”, igual que quedarse alejado de sus seres queridos y dejar su familia en el continenete. Como resultado de esto, para distraerse se psaba mucho tiempo dedicado al juego del Ma Jong con sus amigos. Así empezó a tomar contacto con un círculo de maestros de artes marciales, siendo uno de ellos un antiguo compañero de estudios de Liu He Tang Lang Chuan, el Maestro Zhang Xiang San, quien se encontraba en el parque enseñando y practicando durante más de tres décadas.

En 1966, el Maestro Zhang Xiang San advirtió a dos de sus estudiantes que el Maestro Liu estaba en Taiwán. Uno de sus discípulos pidió permiso y fue al encuentro del Maestro Liu para poder aprender con él. Era el Maestro Liang Ji Cids. El Maestro Liu no tenía intención de trasmitir su conocimiento, pero al fin aceptó a Liang como alumno. A partir de entonces el Maestro Liu ya no pudo vivir en el anonimato y empezó a mezclaser de nuevo con la gente de las artes marciales. En Taipei se encontraron los mejores maestro de artes marciales venidos de China y un general llamado Hu Wei Ke dirigía la Comisión de Arte Marcial y Deporte. En una ocasión se encontró con Liu, quedando muy impresionado. Después de una larga conversación, el general Hu hizo de mediador para presentarlo al general Jiang Wei Guo. El general Jiang, al verlo, quedó gratamente sorprendido, pues era el mismo Liu con el que había servido en la unidad destinada en Tong Guan.

En 1968, como delegado del General Hu, el maestro Liu lideró la delegación de Artes Marciales a Malasia y allí pudo saludar a los chinos de ultramar. Realizó un intercambio de artes marciales y donó fondos para el Instituto de Estudios Sociales de Malasia. Estos compatriotas, en Kuala Lumpur, llevaron a cabo actos de caridad.

En 1970, fue invitado a Filipinas y empezó a dar clases de Taichi Chuan, Pakua Chuan y Kun Wu Jian en Manila, a la vez que también realizó actos de caridad y donó dinero para los afectados de las inundaciones. En junio de 1971 sale la primer edición de la Revista de Artes Marciales Wutan, recibiendo el beneplácito de los lectores. Pero desgraciadamente, por problemas funancieros, se detuvo su publicación en 1973.

Las clases que había empezado, poco a poco fueron creciendo, volviéndose en la base para formar el Centro de Promoción de Artes Marciales. Los Instructgores de este Centro empezaron a impartir sus enseñanzas en Institutos y Universidades, contándose en más de 20 en toda la isla. Tantos estudiantes recibiendo instrucciones y formándose en universidades dio como resultado que muchos discípulos, al acabar sus carreras y emigrar, llevaron con ellos el bagaje cultural de las artes marciales del Maestro Liu, haciendo que haya discípulos de Wutan por todo el mundo.

El Maestro Liu fue invitqado por discípulos americanos a visitar los Estados Unidos en 1982. Un año después, también fu invitado y viajóa Japón. En esta época contaba ya con más de tres mil alumnos, encargándose personalmente del Centro de Promoción de Wutan en Taipei. Cada verano e invierno organizaba entrenamientos intensivos en Pu LI (en el centro de Taiwan), en el Templo Ta Xian, ubicado en Kuan Ze Ling (sur de Taiwan) y en las montañas del norte de Taiwan, en Jia Ban.

En 1989 fue invitado por la Asociación de Artes Marciales de Taiwan para empezar a crear un Modelo de Entrenamiento Estandarizado del Material de Artes Marciales.

Finalmente, el día 21 de enero de 1992, el Gran Maestro Liu Yun Chiao fallece en Taiwan, a la edad de 83 años, y con un gran legado que ha llegao hasta nosotros, que seugramente seguirá formando a través de sus alumnos y descendientes a las siguientes generaciones de artistas marciales.

Vea también Palabras del Gran Maestro Liu Yun Chiao