Palabras del Gran Maestro Liu Yun Chiao

maestro liu yun chiaoCharla efectuada en 1976 a sus estudiantes en Taiwan.

“Practicar arte marcial es como cocinar arroz: primero cocinar con un horno muy caliente, entonces cocer a fuego lento con el horno a medias.

La práctica del arte marcial toma de uno toda su concentración. La concentración dirige a la familiaridad, y ésta, a su vez, trae la comprensión, por lo cual podría ganar interminablemente del aprendizaje.

Para mantener la salud tenemos que disminuir nuestros deseos; para hacer ejercicio ncecesitamos perseverancia; para comer necesitamos regulación. Si uno no está atento entonces no será cuidadoso; si no es valiente será tímido. No practicar produce el no confiar, y no confiar lleva a la no victoria. Aquellos que les gusta mostrar no tienen un esfuerzo real. Los que tienen un esfuerzo auténtico tienen disciplina interna. Cualquier arte marcial necesita sus propias especialidades. Es una gran equivocación imitar sin un espíritu independiente. No hay otra manera de aprender un arte marcial si no es con concentración. Los maestros están para hablar del Tao, para instruir conocimiento, para responder preguntas.

El que te enseña un día es como tu padre de por vida. Para practicar arte marcial debes estar en calma, no ser inestable o irascible. Para practicar arte marcial, sé monótono y tenaz. Para practicar arte marcial tienes que paso por paso, sin detenerte, hasta alcanzar la esencia. No hay ninguna manera de saltarnos el esfuerzo de la práctica, y siempre tenemos que investigar y pensar. El Qi va donde va la mente, la fuerza va donde va el Qi. Para practicar arte marcial necesitamos ser estables, a la vez que calmados y ágiles. Te puedes tranquilizar no únicamente cuando estás en calma si no que también cuando estás en acción, que es donde podemos ver nuestro esfuerzo. Estabilizar la mente de uno es un esfuerzo interno; cuando las cosas llegan entonces la mente reacciona, si las cosas se van, entonces la mente se tranquiliza. Estabilizar el Qi de uno es un esfuerzo externo, las palabras son prudentes así como también son las acciones, y las palabras son solemnes, así como también lo es el Qi.

Las partes más importantes de la práctica del arte marcial son regular el Qi, tranquilizar la mente, no estar obsesionado, y no hablar erróneamente. Para practicar arte marcial, calma tu mente. Si tu mente se clama entonces tu espíritu está despejado, y si tu espíritu está despejado, entonces el Qi está tranquilo.”

Estas palabras las dijo el Gran Maestro Liu Yun Chiao a sus alumnos. Uno de ellos es el Maestro Su Yu Chang, que terminó viniendo a dar sus enseñanzas en Venezuela.